Las 10 Ciudades Más Peligrosas del Mundo

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México elaboró un estudio donde se incluye una lista de las 50 ciudades más violentas del mundo. En la que México tiene el primer lugar con 4 ciudades en el ‘top 5’ y un total de 15 posiciones en la lista. Le sigue Brasil con 14 lugares, Venezuela con 6 y Estados Unidos con 4.

En esta lista se escogen a todas las ciudades con más de 300,000 habitantes, excluyendo las que están en guerra y se contabilizan el número de asesinatos por cada 100,000 habitantes. Sólo se cuentan los homicidios intencionales y las muertes por agresión.

En las cifras del 2018, Tijuana en México ocupa el primer lugar con 138.26 asesinatos por cada 100,000 habitantes. Latinoamérica se lleva 43 de las 50 posiciones de la lista y los únicos países fuera de Latinoamérica son los Estados Unidos y Sudáfrica.

Las 10 ciudades más violentas del mundo en 2019 son:

1.- Tijuana, México con 138.26

2.- Acapulco, México con 110.50

3.- Caracas, Venezuela con 99.98

4.- Cd. Victoria, México con 86.01

5.- Cd. Juárez, México con 85.56

6.- Irapuato, México con 81.44

7.- Guayana, Venezuela con 78.30

8.- Natal, Brasil con 74.67

9.- Fortaleza, Brasil con 69.15
10.- Cd. Bolívar, Venezuela 69.09

México vive ahora una tendencia a la alza en crímenes violentos. En el 2018 se contabilizaron 22,409, pero en 2017 fueron 28,866 y en 2018 fueron 35,341.

Para tener una idea del grave problema de México con 138.26 asesinatos por cada 100,000 habitantes, se sabe que en Francia esta cifra es de solo 1.3, en Reino Unido de 1.1 y en España se tiene la cifra más baja de la Unión Europea con 0.7.

En el Informe sobre el Homicidio del Ministerio del Interior también se revela que hay una alta brecha de género en los asesinatos, dónde los hombres son los que llevan a cabo más homicidios intencionales que las mujeres y son los que más los sufren. En el 2018, más del 90% de los homicidios fueron hombres y más del 60% fueron las víctimas.

Adenda: El ocultamiento al público de estas terribles cifras sólo expresa que la prensa mexicana y los demás medios informativos no cumplen con sus funciones y sólo viven para extorsionar y para mentir.

El Orden Mundial Se Colapsa

Un cuarto de siglo después de terminada la Guerra Fría que se caracterizaba por un crecimiento económico sostenido en muchas regiones del mundo, la caída de regímenes autoritarios, la expansión de la democracia, la proliferación de foros de cooperación multilaterales y un alto grado de estabilidad en el sistema internacional.

Ahora mismo vivimos la era post Guerra Fría dónde destaca la crisis financiera 2007-2009 que marcó el punto clave de la transición de una etapa a otra y que fue el momento histórico que marcó el declive sistémico de los Estados Unidos y la llegada de China.

No obstante, China se enfrenta a duros desafíos económicos, demográficos y ecológicos que podrían obstaculizar su trayectoria ascendente de los últimos 50 años. Otro tanto sucede con los Estados Unidos que podría volver a ser la mayor potencia mundial en el corto plazo.

Es un hecho visible para todo el mundo que el entorno internacional es más complejo y disputado que en ningún otro momento desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Sobre todo desde que Trump fue electo Presidente, ya que China podría usar esa oportunidad para lograr sus ambiciones en Asia de controlar a todos sus países mediante su enorme capacidad de financiamiento que posee.

Debido al enorme poder destructivo del armamento nuclear y de la perturbación económica que ocasionaría una guerra en el Pacífico, a ningún país del mundo le interesa ver pelear a China con Estados Unidos, ya que de hecho existe una interdependencia económica entre ambas naciones, además del miedo a las armas nucleares.

Por lo que China y los Estados Unidos se verán forzados, tarde o temprano a hacerse mutuas concesiones y llegar a acuerdos oficiales. Con un poco de sabiduría política se definirá lo que va a suceder en la primera mitad del siglo XXI.

Adenda: Ahora ya no se puede recurrir al viejo método de la dialéctica materialista de tratar de recrear lo similar que sucedió en el pasado. En la primera mitad del Siglo XXI sólo existen el presente y una pequeña cantidad de años del futuro inmediato.

¿Cómo Evitar Otra Crisis Financiera?

En el libro de Steve Keen titulado ‘¿Podemos Evitar Otra Crisis Financiera?’ dice que eso no es posible por lo que no tendremos que esperar mucho antes de que llegue la próxima explosión. Los principales economistas del mundo no anticiparon la debacle de las hipotecas de alto riesgo porque todos ellos creían en la quimera conocida como ‘La Gran Moderación’ y se habían convertido en un grupo egoísta y mundano que estaban ansiosos por dominar las discusiones políticas, pero alejados del mundo real.

El año pasado Paul Romer, economista distinguido del Banco Mundial acusó a sus colegas de formar una comunidad intelectual que contradecía la austeridad e ignoraba las opiniones de aquellos que no eran de su grupo. Decía Romer que la preferencia por los nuevos modelos matemáticos de alta teoría significaba que la economía se había basado en una serie de suposiciones improbables. Por lo que las crisis eran imposibles en ese paraíso creado y el resultado finar era imposible de predecir.

Al igual que Keen, Romer está de acuerdo en que el error más grave de la nueva macroeconomía es el de que ignora las finanzas. El dinero es visto como un velo que cubre las actividades de la economía real y como un recurso para sortear los inconvenientes del trueque.

Mientras que los economistas tradicionales veían al capitalismo como un sistema financiero complejo en el que se entrelazaban el dinero y el crédito. Pensaban que las transnacionales económicas dependen del financiamiento.

Quiénes pusieron mucha atención al crédito, como lo hizo Keen antes del 2008 notaron que el crédito había subido muy rápido en Estados Unidos, en Australia y en gran parte de Europa. Por lo que Keen señaló entonces que no se requería de un colapso del crédito para generar una gran desaceleración de la economía, ya que bastaba una baja de las tasas de préstamos. Esto se comprobó en el 2008, cuando el crédito se desaceleró bruscamente y llevó a los Estados Unidos a una gran caída.

Keen ahora está pidiendo que se desechen los modelos macroeconómicos actuales y que se sustituyan por otros que tomen en cuenta el crédito. En su libro desarrolló un modelo macro basado en el crédito. Los economistas del Banco de Pagos Internacionales han elaborado un modelo de ‘cielo financiero’ siguiendo líneas similares. Y se observó que a final de cuentas los modelos macro sin dinero no funcionan.

Por lo que el planteamiento final sería ¿Cuándo será la próxima crisis? Keen dice, con la vista puesta en el crecimiento del crédito que China es un caso terminal. Ya que ha expandido el crédito al 25% anual durante muchos años y la deuda del sector privado es superior al 200% del PIB, similar al de Irlanda y España en el 2008, aunque mucho más importante para la economía mundial. Dice Keen que dicha enorme burbuja tiene que estallar muy pronto causando una crisis mundial sin precedentes.

Adenda: Es obvio que vivimos una nueva etapa de la sociedad humana en la que todos los antecedentes históricos sirven muy poco. Ahora dominan el presente y el futuro inmediato.

La Geopolítica Actual

La geopolítica de todos los países poderosos del mundo se ha ido adaptando a las necesidades de la época con el objetivo de conseguir más zonas de influencia, más poder y más recursos naturales.

En el siglo XIX las guerras fueron para la expansión de territorios coloniales, impulsados por los nuevos paradigmas del nacionalismo, la libertad de mercado y la industrialización. Con los avances de la industrialización, de las tecnologías, el crecimiento económico para poder atender el ritmo de crecimiento de la producción industrial y de la mano de obra barata se aceleró el expansionismo colonial hasta que detonó la Primera Guerra Mundial. Entonces, las armas eran ametralladoras, bombas de gas, submarinos, aviones y barcos acorazados con ayuda de radares, radio y de telegramas.

La mayor potencia mundial era Inglaterra y luego Francia que entonces se aliaron. Al concluir la Primera Guerra Mundial con el Tratado de Versalles en 1920 se disolvieron las empresas de Alemania, Austrohungría y Otomanas. Rusia se debilitó y apareció el nuevo paradigma de la Seguridad Colectiva con la Liga de las Naciones que sustituyó al Equilibrio de Poderes del Congreso de Viena y Estados Unidos se convirtió durante el siglo XIX en la Potencia Hegemónica del continente americano.

Con el paradigma de los 14 puntos creado por el presidente Wilson, la democracia se convirtió en el bien, el comercio en la paz y cualquier intento de cambio sería condenado por la Liga de las Naciones, mediante el uso legítimo de la fuerza bélica. Ahí se inició el liderazgo mundial de los Estados Unidos que se mantendría en el poder hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

De modo que se inició un nuevo paradigma que sigue vivo hasta hoy, en el que el Sistema Internacional se hizo una institución, lo que le da mayor legitimidad y perpetuidad al tener entre sus miembros a todos los países capitalistas. Entonces se organizaron las Naciones Unidas que dicen buscar la paz y la justicia mediante Instituciones Financieras y Comerciales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que tratan de perpetuar la dependencia financiera de los Estados Unidos.

Al mismo tiempo que surgió este sistema nació el comunismo que es opuesto al capitalismo. Se creó el brazo armado de la nueva seguridad colectiva que era la OTAN y poco después surge su contraparte como el Pacto de Varsovia. En ese contexto se dieron las guerras de Corea, Vietnam y Afganistán. Además de que se manipularon a países de Latinoamérica con dictadores seleccionados por Washington para que se mantuvieran apartados de la influencia comunista.

Este sistema bipolar colapsó pronto, debido a que el dinero es el que manda y Estados Unidos había creado mucho, gracias al control de sus instituciones mundiales. Ahora el paradigma es el poder y la expansión de las empresas transnacionales. Está además el aseguramiento de sus necesidades de nuevos mercados, materias primas, energéticos y mano de obra.

Sólo países como China, Brasil y Rusia pueden hacer frente a este dominio estadounidense, mientras que los países dominados tratan de contrarrestar a las empresas trasnacionales con regulaciones, apelando al derecho internacional, a los derechos humanos y formando agrupaciones entre ellos para combatirlos.

La búsqueda del abastecimiento de materias primas, mercados y energéticos es la tarea de las empresas trasnacionales que Estados Unidos apoya militarmente y pagan a ideólogos para legitimar sus acciones de intervención en los países que quieren saquear.

En este momento, además de los Estados Unidos son los países árabes los más poderosos saqueadores potenciales al tener las mayores reservas petroleras del mundo en manos de un monarca que se cree ser elegido de Dios.

Adenda: Como ha sucedido siempre en la historia del ser humano siguen siendo la violencia, la soberbia, la envidia y el resto de sus conductas negativas las que plantean el presente y el futuro de la humanidad. No creo que esta nueva etapa de la historia pueda ser diferente.


 

Hacia una Tercera Guerra Mundial

Trump ha quedado atrapado por el nuevo estado del presente. Antes estaba asesorado por un sector de la banca financiera de Wall Street y ahora su programa económico es de Goldman Sachs. El Gobierno de Trump está rodeado de los neohalcones más recalcitrantes y straussianos que hay en la derecha política que juega sus últimas cartas tratando de volver a mandar en el mundo sin ningún tipo de diplomacia.

Está a la vista el caso de Juan Guaidó y socios en Venezuela que han hecho que el Congreso estadounidense apruebe un proyecto de ley que sería ratificado por Trump para eliminar la posibilidad de que el Comité Local de Abastecimiento y Producción de Venezuela (CLAP) siga funcionando.

De hecho, el asedio a la embajada venezolana en Washington es un golpe de estado al derecho internacional. Se burlan de todos y cuando alguien apuesta a la sobrevivencia, como es el caso de China, la pelea es a muerte.

No obstante, el problema con China y Rusia es diferente, ya que Obama acercó a China y a Rusia y ahora están muy unidas que nunca, ya que saben bien que los Estados Unidos no podrán hacer algo contra ellos juntos.

Si la guerra comercial de China y Estados Unidos continuara, los Estados Unidos saldrían perdiendo porque las empresas chinas como Huawei no solo venden celulares, sino implementos tecnológicos de todo tipo que compiten en el mercado global. Por lo que Trump y el Gobierno estadounidense tendrían que subvencionar toda la producción tecnológica a expensas de la economía nacional que es la más endeudada en la historia de la humanidad.

Por desgracia, todas las salidas posibles a esta crisis apuntan hacia una Tercera Guerra Mundial que sería con armas nucleares. En este contexto, el papel de Latinoamérica y del Caribe se ha diluido desde que desapareció la Unión de Naciones Sudamericanas y desde que Mercosur fue cooptado por Brasil y Argentina, mientras se aliaron al dólar. Sólo quedan Bolivia y Venezuela como baluartes del proceso independentista de Sudamérica.

Por lo que surge inopinadamente un gran futuro para México por su posición geográfica que comunica a los dos grandes océanos y a China con Occidente.

Adenda: Como siempre ha sucedido en la historia del género humano, las ideas y los intereses de la clase dirigente y de la aristocracia que manejan el poder a nivel mundial, nada tiene que ver con lo que está sucediendo y lo que sucederá en el futuro.

Pero eso no evita que las grandes élites sigan pensando que ellos son los dueños del mundo y lo seguirán siendo por siempre.

China Vista Desde Adentro

Todo lo que se conoce de China en Occidente es lo que permite su autocracia sustentada en una versión trasnochada de su Partido Comunista que se transmite al interior de China y al resto del mundo a través de Xinhua que es la única fuente de información existente.

Por fortuna, hace apenas unos meses apareció una nueva fuente periodística desde su interior que procede de un brillante periodista nacido en Sud Africa y que vive en China desde hace más de 10 años. Está casado con una mujer china, por lo que habla y escribe en chino, trabaja para una agencia de You Tube y vive en la ultramoderna ciudad de Shentzen que está situada en la costa sudoccidental de China y es vecina de Hong Kong.

Los videos que realiza Stertzel muestran la cruda realidad de la clase media y baja de China, dónde aún no llega la salubridad, la higiene, el control de las pandillas que hacen bulling, de los asesinos y ladrones, ni las leyes fundamentales que se requieren para la operación de un estado.

Stertzel muestra en sus videos que la gran mayoría de los chinos casi nunca se bañan, suelen orinar y defecar en las calles y no sienten ninguna preocupación por sus compatriotas, ni por aquellos que tienen grandes problemas de sobrevivencia, de salud y de toda índole.

Adenda: Para tener una idea de lo que está realizando Stertzel en China se puede acceder a You Tube y buscar los videos que está realizando ahora mismo Winston Stertzel.

Diez Megatendencias Actuales

1.- Redefinición de la Industria.- Ya casi no hay barreras entre la industria y sus segmentos. Debido a la innovación digital y a otras nuevas fuerzas tecnológicas. La clasificación ya no será tan rígida, subirá la compra de empresas para ingresar a nuevos segmentos con el fin de abordar nuevos mercados, desarrollar nuevos modelos, crear otras capacidades y generar alianzas.

2.- Futuro del Trabajo: Los robots y la inteligencia artificial han llegado al ámbito laboral. Se contemplan los aspectos tecnológicos, demográficos, contratos sociales, sector público, liderazgo, aprendizaje y educación.

3.- El Super Consumidor: Las personas se vuelven pasivas porque las computadoras toman decisiones por ellos. De modo que los consumidores se comunicarán con los mercados, empresas y gobiernos mediante asistentes virtuales.

4.- Diseño de Comportamiento: Los humanos estamos en contra de las nuevas tecnologías porque generan riesgos. Pero hay sesgos cognitivos que nos hacen subestimar esas amenazas.

5.- Regulación Adaptativa: Quizá nunca se llegará a un punto en el que la inteligencia artificial pueda crear regulaciones de forma autónoma. Pero se podrán imaginar algoritmos que analicen datos e identifiquen insights. Este proceso será de forma abierta, en tiempo real y con gran dinamismo.

6.- Rediseño Urbano: Las ciudades están siendo rediseñadas por el reto de sostenibilidad ambiental y los cambios de transporte mediante plataformas de viajes compartidos, vehículos autónomos y eléctricos.

 

7.- Comunidades Innovadoras: Las ciudades tienen límites, como las malas condiciones climáticas, la escasez de recursos, la contaminación y los altos costos de los bienes raíces. Por lo que los jóvenes y las empresas optaran por buscar lugares más baratos y reducir la presión sobre las grandes ciudades.

8.- Reinvención de la Salud: Al envejecer, las poblaciones y los estilos de vida se vuelven más sedentarios, de modo que los costos suben mucho. Por lo que se tendrá que dar atención personalizada y de bajo costo a gran escala.

9.- Comida a la Medida: La industria alimentaria está enfocándose en desarrollar proteínas diseñadas utilizando la biotecnología y manejando granjas inteligentes y verticales que generen mayor rendimiento en un espacio menor.

10.- Economía Molecular: La capacidad del ser humano para manipular lo que sea se está incrementando con su investigación integrada a través de las disciplinas que abarcan la biología, la informática, la electrónica, las matemáticas, física y química señalan que la nanotecnología está entrando para cambiar a todo el mundo actual.

Adenda: Estas diez megatendencias ya están cambiando por completo al mundo en el que ahora vivimos. Espero que sea para bien del ser humano, de las especies animales y del increíble mundo de mar y tierra que ahora enfrenta un cambio climático y geológico sin precedentes en la historia que conocemos.

La Nueva Guerra Fría (II)

Dicen los expertos en relaciones internacionales que quizá el objetivo real de esta Nueva Guerra Fría haya sido el de lograr la hegemonía del mercado tecnológico mundial. Ya que los dispositivos Huawei, vetados por Trump utilizan el sistema operativo Android, desarrollado por Google y su veto comercial implicaría que se eliminara el acceso al sistema operativo Android en todos los teléfonos inteligentes en el futuro, por lo que o se podrían utilizar muchas de sus funciones, como los mapas, el respaldo en la nube y las actualizaciones de seguidores. Esto dejaría abiertas las puertas a los hackers que buscan información personal para sacar provecho, como es el caso de acceso a las aplicaciones bancarias.

En México existen cerca de 106.7 millones de teléfonos inteligentes, de los que el 11.43 % son de marca china. Por lo que se trata de un problema relativamente pequeño. Pero la presencia global de Huawei es enorme y seguramente ocasionará una fuerte respuesta del gobierno chino que podría llevar las tensiones más allá de las que ocasionó la Primer Guerra Fría.

Lo cierto es que nadie sabe lo que va a pasar, pero es un hecho visible que la sociedad humana del presente está viviendo ahora mismo los inicios de la Nueva Guerra Fría del siglo XXI.

Adenda: Con el manejo loco y arbitrario de las relaciones internacionales de Trump, todo puede pasar.

La Nueva Guerra Fría (II)

Dicen los expertos en relaciones internacionales que quizá el objetivo real de esta Nueva Guerra Fría haya sido el de lograr la hegemonía del mercado tecnológico mundial. Ya que los dispositivos Huawei, vetados por Trump utilizan el sistema operativo Android, desarrollado por Google y su veto comercial implicaría que se eliminara el acceso al sistema operativo Android en todos los teléfonos inteligentes en el futuro, por lo que o se podrían utilizar muchas de sus funciones, como los mapas, el respaldo en la nube y las actualizaciones de seguidores. Esto dejaría abiertas las puertas a los hackers que buscan información personal para sacar provecho, como es el caso de acceso a las aplicaciones bancarias.

En México existen cerca de 106.7 millones de teléfonos inteligentes, de los que el 11.43 % son de marca china. Por lo que se trata de un problema relativamente pequeño. Pero la presencia global de Huawei es enorme y seguramente ocasionará una fuerte respuesta del gobierno chino que podría llevar las tensiones más allá de las que ocasionó la Primer Guerra Fría.

Lo cierto es que nadie sabe lo que va a pasar, pero es un hecho visible que la sociedad humana del presente está viviendo ahora mismo los inicios de la Nueva Guerra Fría del siglo XXI.

Adenda: Con el manejo loco y arbitrario de las relaciones internacionales de Trump, todo puede pasar.

La Nueva Guerra Fría (I)

Según los expertos historiadores, la Guerra Fría pasada comenzó en 1947, después de la Segunda Guerra Mundial y terminó en 1989 con la caída del muro de Berlín.

Cuando todo hacía pensar que la convivencia pacífica entre las naciones de ambos hemisferios no se podía perturbar, llegó Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos para revivir viejos conflictos con varios países. Entre los que estaban los musulmanes, Latinoamérica, Rusia y China. Por su parte, China conserva un régimen socialista con economía de mercado y es una de las potencias económicas mundiales que le disputa la supremacía a los Estados Unidos que gobierna Trump.

Mientras que en la Primera Guerra Fría se competía para conquistar el espacio, en el Siglo XXI la guerra es más fría y silenciosa, el campo de batalla son las redes y la tecnología de punta está en las manos de todos las personas vivas a través de los artefactos digitales.

Por lo que la decisión de Trump de vetar a la compañía china de alta tecnología Huawei, bajo el argumento de ‘seguridad nacional’ provocó que Google se haya sumado al veto de Trump, por lo que la Nueva Guerra Fría dejó de ser un argumento de ‘seguridad nacional’ y un conflicto comercial, para ser ahora un conflicto geopolítico cargado de alta tecnología.