Los 3 Problemas de EUA y Europa

Cuando una relación histórica se rompe, aunque se unan los pedazos, siempre quedarán grietas. El mundo de hoy no es el de hace un lustro y tratar de volver a él es un gran error.

Europa está dividida y no puede ir sola contra el mundo. A final de cuentas, Europa tendrá que funcionar globalmente, sin el apoyo de Estados Unidos que se autodestruyó en la pasada administración de Trump.

El segundo problema es que aunque Biden tendrá una administración más receptiva, educada y moral, no es una aliada incondicional de Europa, ya que sus prioridades son diferentes y los métodos de funcionar tampoco lo son.

En su último discurso, Biden habló de unidad, del cambio climático y de recomponer el país, pero nunca hizo una alusión a Europa. Ya que la geopolítica se ha movido hacia el Océano Pacífico y el Indico pero no hacia Europa. Estados Unidos quiere que Europa autofinancie su seguridad y su defensa pero no que tenga una voz equivalente a la de ellos. De modo que habrá choques con China, Rusia, el mundo árabe y el mundo islámico en general.

Asimismo persisten los problemas con Israel y con Irán, de modo que los problemas mundiales persistirán aunque quizá en un menor grado.

 

        Los 3 Problemas de EUA y Europa (II)

El tercer problema es que los líderes europeos están felices con Biden, solo porque no es Trump, pero la posición de los ciudadanos europeos es mucho menos entusiasta. Según una macroencuesta realizada a 15,000 personas en 11 países por el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR): si bien la mayoría de los europeos vieron con buenos ojos la victoria de Biden, pocos creen que Estados Unidos volverá a convertirse en el actor mundial más relevante. Seis de cada diez europeos consideran que el sistema político de Estados Unidos está en descomposición y que en 10 años China lo superará.

Ayer, a las 6 de la tarde del horario europeo, todos los líderes continentales felicitaron al nuevo presidente por Twiter y dijeron que era el momento de devolver las convicciones y rejuvenecer la relación de Estados Unidos con la Unión Europea.

Tanto París, como Roma y Berlín enviaron felicitaciones a Biden, pero se requerirá algo más que eso. El mensaje de Amanda Gorman en su poema leído en la inauguración de la administración de Biden es que ‘aunque la democracia puede retrasarse periódicamente, nunca puede ser derrotada para siempre’. Ya que mientras tenemos los ojos puestos en el futuro, la historia tiene los suyos puestos en nosotros.