El Nuevo Populismo (II)

Durante los últimos 20 años, la cantidad de estados presididos por líderes considerados populistas creció de 7 a 14 y las personas gobernadas por estos líderes creció de 120 millones a 2000 millones.

El mundo cambió mucho debido no solo a las redes sociales, sino a todos los medios de comunicación, razón por la que los líderes potenciales compiten por la atención y el consentimiento de ‘la gente’. Por lo mismo, las voces son más ruidosas, extremas y vulgares, ya que así atraen la atención popular según Howard Erlich, profesor de la Escuela de Ciencias y Humanidades del Ithaca College de Nueva York.

Los populistas definen al pueblo, a la élite y a la voluntad popular de diferentes formas, dependiendo de sus tradiciones culturales, lingüísticas, de sus ideologías y de políticas concretas.

Según Kramer, el pueblo puede ser descrito como el 99%, los indignados, los nativos, los ‘verdaderos’ alemanes, estadounidenses o musulmanes, la gente común, la clase obrera, la del campo o los indígenas.

Dichos grupos son caracterizados como decentes, honestos, productivos, razonables y puros. Mientras que la élite es la oligarquía, los eurócratas, el imperialismo estadounidense, los millonarios que se retratan como deshonestos, egoístas, corruptos, maliciosos y manipuladores.

De los 27 mandatarios que actualmente están en el poder y cuyo discurso se incluyó en la investigación que publicó The Guardian, solo tres pueden ser clasificados como ‘muy populistas’: Maduro, Evo Morales y Erdogan, dos de izquierda y Erdogan de la derecha nacionalista más dura.

Entre los dos populistas hay uno de cada signo. El italiano Giuseppe Conte como de la derecha y Andrés López Obrador como de la izquierda mexicana. En los ocho que serían ‘algo populistas’ sólo Ortega de Nicaragua tiene un discurso de izquierda, mientras que los siete restantes se acercan a la extrema derecha, como son Víktor Orbán (Hungría), Donald Trump (EUA), Narendona Modi (India), Bolsonaro (Brasil), Juan O. Hernández (Honduras), Putin (Rusia) y Theresa May (Reino Unido).

En el estudio realizado en el total de políticos, incluyendo a los que dejaron sus cargos se encuentra que los de izquierda son más populistas que los de derecha con el índice de 0.4 y 0.3 respectivamente.

Dice Elena Black, profesor de comunicación política de la Universidad de Queenland, Australia que cuando hay que hablar de extremos del populismo hay que hablar de Hugo Chávez y de Donald Trump, quienes de una u otra forma son de los más famosos populistas.