La Nueva Guerra Fría (II)

Dicen los expertos en relaciones internacionales que quizá el objetivo real de esta Nueva Guerra Fría haya sido el de lograr la hegemonía del mercado tecnológico mundial. Ya que los dispositivos Huawei, vetados por Trump utilizan el sistema operativo Android, desarrollado por Google y su veto comercial implicaría que se eliminara el acceso al sistema operativo Android en todos los teléfonos inteligentes en el futuro, por lo que o se podrían utilizar muchas de sus funciones, como los mapas, el respaldo en la nube y las actualizaciones de seguidores. Esto dejaría abiertas las puertas a los hackers que buscan información personal para sacar provecho, como es el caso de acceso a las aplicaciones bancarias.

En México existen cerca de 106.7 millones de teléfonos inteligentes, de los que el 11.43 % son de marca china. Por lo que se trata de un problema relativamente pequeño. Pero la presencia global de Huawei es enorme y seguramente ocasionará una fuerte respuesta del gobierno chino que podría llevar las tensiones más allá de las que ocasionó la Primer Guerra Fría.

Lo cierto es que nadie sabe lo que va a pasar, pero es un hecho visible que la sociedad humana del presente está viviendo ahora mismo los inicios de la Nueva Guerra Fría del siglo XXI.

Adenda: Con el manejo loco y arbitrario de las relaciones internacionales de Trump, todo puede pasar.